29 Ene 2023 08:53
LOGIN - Entrar
¿Recordar?
Registrar ahora
        

REGLAMENTO SOBRE VUELTAS RÁPIDAS Y SUBIDA DE TIEMPOS A LA WEB

• Las vueltas rápidas, hechas en cualquier circuito, sólo serán válidas si el juego ha guardado correctamente el fantasma correspondiente a la vuelta.

• Si una vuelta, no se hace íntegramente por la zona de pista del circuito, tampoco será aceptada (como hacerla saliendo desde boxes en los circuitos en que esto es claramente ventajoso). Para ser válida se hará siempre en modo lanzado pasando por la línea de salida/meta que hay en pista y no en box.

• Todo tipo de atajos y circunstancias similares, hechos o no con intención, traerán consigo la anulación del tiempo de una vuelta y serán investigados y borrados a la mayor brevedad posible desde el momento en que sean detectados. Estas situaciones serán motivo de aviso y de posible sanción.

• Los tiempos hechos, ayudados por el rebufo, tampoco deben subirse al rank. Esta causa la detecta el juego y el tiempo no se guarda, pero en ocasiones, algunas versiones fallan y no lo hacen automáticamente, por lo que será el propio jugador el que decida no subir dicha vuelta al rank. Si de todos modos se hace, será bajo su responsabilidad y a riesgo de ser sancionado.

• Los tiempos válidos serán siempre en condiciones de pista seca, entendiendo que, cualquier otra condición de asfalto en los circuitos, es ilógica para obtener la vuelta más rápida (ejemplos: lluvia, nieve, hielo, etc).

• Subir un tiempo, que se aprecie claramente que no es correcto, que visualmente difiera del cronometrado, o que se haya generado erróneamente, debido a un fallo del juego, será motivo de aviso, y de sanción en caso de ser reincidente. De igual manera todo tiempo que se consiga a través de algún tipo de manipulación del juego, también será motivo, en este caso, de sanción fulminante y expulsión del juego y foro.

• El equipo de administradores, en particular el de la sección de tiempos y denuncias, serán los encargados máximos de velar por el cumplimiento de estas sencillas normas, en ellos recae la potestad de dar avisos y en último caso de sancionar a quienes no las cumplan.